viernes, 26 de marzo de 2010

RAFAEL GUILLÉN, una obra, un hombre, un corazón.

RAFAL GUILLEN

Los Alrededores del Tiempo (2001)

Podría decirse que Rafael Guillén tiene sobre sus espaldas numerosos premios literarios entre los que se encuentran el Premio Nacional de Literatura (1994) y el de la Crítica (1994), por su obra “Los estados transparentes”, porque así es. Podríamos añadir que fue su voz la que rompió con el silencio de la poesía granadina tras la muerte de Federico García Lorca, porque es cierto; y decir también, que es una de las grandes figuras de la generación del cincuenta, porque el valor de su obra así lo ha constatado. Podríamos igualmente asentir diciendo que su obra navega en un mar de verdades y sutilezas en las que, gracias a su impecable calidad literaria, logra transmitir la intencionalidad más sugerente de un escrito. Son tantas las cosas que podríamos añadir a la figura de Rafael Guillén…

En los 25 poemas de que consta este CD, Rafael nos lleva de la mano en un recorrido por toda su andadura poética, amplio abanico en el tiempo, que transcurre desde el año 1956 hasta el 1995 y, a través de los cuales, nos muestra su “ser” y su “razón de ser”y nos deja impresos, de forma tácita, sentimientos difíciles de expresar para aquel que no es poeta. Rafael gusta de lo sencillo; es hombre de trato afable, silencioso y solitario: “A mí buscadme siempre después del baile…, esta es la hora de los que no llegaron a la fiesta…, Dios inventó esta fiesta para darnos la dimensión exacta de su silencio, este es mi sitio, aquí en el centro de la pista, solo, después del baile”. Al mirarle se contempla un hidalgo serio, de rostro apacible y tristes ojos, cuyo paso, rítmico y mesurado, avanza siempre hacia el buen amigo. Rafael llega a hacer bello en sus poemas, algo difícil de conseguir como es lo imperecedero de la belleza, mimando el calor del tibio amor sosegado y maduro con el más dulce y tierno de los versos: “Te me deshaces en el beso, amiga, …te amo, … Se desdenta tu boca y yo te amo, … te me desnaces, ¡ay!, bajo este cuerpo que cubre la erosión…”. Mece en el poema la zalema de un recuerdo, a menudo solitario: “… He venido hasta aquí porque es domingo, y las calles con sol, y las placetas se llenan de muchachas recién lavadas, blancas, y no puedo con tanta vida, hoy que te recuerdo”.

Rafael Guillén logra convertir lo oscuro, frío e incomprensible de la muerte, el amor roto y la añoranza de lo perdido, en el deseo y la esperanza armoniosa de un efímero encuentro con su difunta amada, ansiando hallar tal vez ese beso, esa caricia perdida para siempre; y, aún así, hacerlo bello en sus líneas: “… Y ahora, me pregunto si al cabo de este llanto, si al cabo del dolor, no habrá un poquito de tierra nada más, de alguna imperceptible materia tuya que traspase el mármol para tocar mi piel, para rozarme levemente el cabello porque nunca he querido entender el amor sin una forma de tacto. No he podido renegar de este cuerpo que me diste. He venido sin flores y sin luto. He venido a fumarme un cigarro delante de tu muerte, solamente un cigarro por aquello que fue una gran borrasca de ternura”. En resumen, un canto al amor y a la vida: “Vengo de no saber de dónde vengo, para decir amor sencillamente…”. Como él mismo dice: “Poeta al fin, en tiempo de poeta”.

Eva María Velázquez. Artes y Letras. Diario Ideal de Granada. Febrero 2001.

Para mí, hoy que te recuerdo, Rafael, eres corazón, un gran hombre muy querido, dentro de una incomparable obra.

Oir poemas de Los Alrededores del tiempo en voz de su autor: http://www.rafael-guillen.com/lecturas.htm

__________oOo__________


OBRAS COMPLETAS (2010)


La editorial almED (www.almed.net) en su serie de Obras Completas (en la que ya han aparecido los tres primeros tomos de José Blanco White), se complace en informarle de la publicación de las Obras Completas del poeta granadino Rafael Guillén, Premio Nacional de Literatura, Premio de la Crítica de Andalucía, etc, etc (www.cervantesvirtual.com/bib_autor/rguillen o www.rafael-guillen.com). Constan de tres volúmenes (dos de poesía y uno de narrativa y prosas varias) encuadernados en pasta dura con sobrecubierta, protegidos por un estuche, con un total de 2.230 páginas. La obra va precedida de un amplio estudio de la historiadora, catedrática de la Universidad Complutense, María del Pilar Palomo.

En las contraportadas se recogen las siguientes opiniones críticas:

Volúmen I

En este lema ["Mujer, límite y fuga, y silencio de Dios"] considero inscrito a uno de los mejores poetas actuales, Rafael Guillén... Es un verdadero y constante poeta, y una plena representación de lo individual en la circunstancia de toda una época.

Ángel Valbuena Prat: Historia de la Literatura Española. Tomo IV. Edit. Gustavo Gili S.A. 8ª edición. Barcelona, 1968.

Léxico concretísimo que está siempre equilibrando el tirón del intelectualismo, de una cierta abstracción a la que puede propender la meditación y el análisis del amor... La realidad, la presencia de la carne alcanza en Los vientos algunos de los mejores momentos de la poesía española de estos años.

Emilio Miró: Insula, nº 311. Madrid, octubre 1972.

En la obra de Guillén hay un trallazo de emoción que uno no encuentra ni en la poesía de los Estados Unidos ni en la de otras partes de España... A menudo parece que sus poemas son impulsados por un terror a lo que no existe –no me refiero a la muerte, la muerte es fácil-, a la forma en que una sombra solo existe parcialmente, como si el narrador temiese estar hecho de humo, o como si sintiese que sus percepciones no las comparte con nadie...

De nuevo pienso que ningún americano tendría el coraje de escribir el verso “Todo lo bello es triste mientras exista el tiempo".

Stephen Dobyns: Harvard Review, nº 22. Cambridge, MA, U.S.A., Spring 2002.

La trayectoria poética de Rafael Guillén es una de las más singulares, complejas y atractivas de la poesía española contemporánea...

Esta magnífica edición [de Estado de palabra. Antología poética 1956-2002] es una buena oportunidad para aquellos que quieran acercarse, por primera vez, a la "singularidad creadora" de este gran poeta, y una propuesta de lectura muy sugerente y original para los que ya la hayan frecuentado antes.

Luis García Jambrina: ABC (Suplemento "Blanco y Negro Cultural"). Madrid, 19-7-2003.

Volumen II

El hombre no es otra cosa que tiempo y memoria. Pero en Guillén se da un matiz que, en cierto sentido, parece modificar al tiempo: el espacio. Rafael Guillén crea espacios donde hubo o pudo haber tiempo. Busca espacios para asentar lo verdadero aunque esa verdad no haya llegado a ser histórica... Estas notas me parecerían incompletas si en ellas no me detuviese en lo que he llamado rito mágico de la configuración ni en el concepto de que aquello que no pudo ser histórico sea también verdadero en la poesía de Rafael Guillén... Poesía difícil la de Rafael Guillén que siempre va directa a lo indirecto, metáfora del mundo en la que éste parece aún más verdadero.

Julia Uceda: La configuración de lo perdido (Antología 1957-1995). Sdad. Valle Inclán. Col. "Esquío". Ferrol, 1995.

La concesión, en 1994, del Premio Nacional de Poesía a Los estados transparentes supuso el reconocimiento a la labor de un poeta que había construido, a lo largo de casi medio siglo, una obra abundante y diversa... Será a partir de El Gesto (1964) y del ciclo que con ese libro inaugura cuando decantará lo esencial de su estilo y de su apuesta: la fusión de la preocupación social, con una inquietud formal sustentada en un barroquismo contenido. En 1971 inició, con Límites, un serio trabajo de indagación en la experiencia humana, abriendo paso a una poesía existencial con derivas hacia lo metafísico. Los estados transparentes fue la segunda entrega del ciclo y con este Las edades del frío cierra la trilogía... Estamos ante un libro intenso y perturbador. Y, sin duda, necesario.

Manuel Rico: El País (Suplemento "Babelia"). Madrid, 18-1-2003

Con una obra al margen de las modas y preocupada, desde una perspectiva existencial y trascendente, tanto de los problemas sociales como del amor, se ha confirmado como uno de los grandes poetas de los últimos años. Practica tanto las métricas y ritmos clásicos, cuanto el verso libre, en una indagación constante sobre el tiempo y la existencia. Sus versos, de sintaxis lenta y trabada, crean atmósferas obsesivas y misteriosas.

Jesús Bregante: Literatura española (Diccionario Espasa). Madrid, 2004.

Volumen III

Poeta de la palabra precisa y de la versatilidad expresiva, poeta de tradición, moderno y vanguardista, distanciado de modas, poeta de la sorpresa en cada rincón del poema, poeta reflexivo, indagador del ser en la palabra, poeta del tiempo como proceso de vida y como proceso de muerte, poeta del amor más allá de la arruga, poeta de la duda, poeta que trastorna, que perturba... poeta de los límites, poeta de los mil temas y los mil matices...

Antonio: Sánchez Trigueros. La pluma en el dintel. Universidad de Granada. Granada, 2008.

"Para poder dotar al nombre generacional de los cincuenta de un significado más preciso y pleno, así como para liberarlo de las contradicciones internas, resultaría útil el aplicarlo, con intención cronológica, a todos los poetas que durante la década de los 50 dejaron constancia de una voz madura y personal. Ello resolvería el problema de la catalogación de poetas valiosos, tales como Rafael Guillén (n.1933)... poetas que pueden señalarse como representativos de distintas tendencias con las que es posible enlazar las obras posteriores de autores más jóvenes...

Pilar Gómez Bedate: Historia de la Literatura Española. Vol. II. Edit. Cátedra, S.A. Madrid, 1990.

El poeta granadino Rafael Guillén, que acaba de publicar un espléndido libro titulado Las edades del frío, se confesaba el otro día aquí mismo, en el "devocionario" de Juan Mª. Rodríguez, diciendo cosas magníficas de ésas que, desde la antigüedad más remota, sólo son capaces de decir los poetas y los físicos... Es posible que la entraña de lo real sólo sea expresable en términos líricos... Guillén lleva razón en que el saber del hombre, su conocimiento, camina hacia la unidad primordial... "

José Antonio Gómez Marín: El Mundo. Sevilla, 24-1-2003.

La poesía de Rafael Guillén establece un diálogo creativo con diversas tradiciones líricas... Es frecuente observar en una misma composición la simbiosis de dos de los motivos más frecuentados y mejor conseguidos, el del amor y el de la elegía, en espléndidas construcciones donde el erotismo o la ternura están tamizados -pero también intensificados- por el sentimiento de la pérdida o de la degradación provocada por el discurrir del tiempo... Es una poesía de fuerte impregnación melancólica, que parece provenir, tanto como de la conciencia acuciante de la temporalidad, de la imposibilidad humana de habitar todos los espacios y de vivir toda una vida.

Ángel L. Prieto de Paula: Biblioteca Virtual Cervantes. Poesía Española Contemporánea: cervantesvirtual.com/bib_autor/rguillen

Web oficial de Rafael Guillén: http://www.rafael-guillen.com/obrapoetica.htm

No hay comentarios:

Aviso Legal.

Finalidad de la página web

Esta página web alojada en http://evavelvazquez.blogspot.com/ pretende mostrar información de interés sobre la escritora Eva María Velázquez Valverde y no supone ninguna fuente de ingresos directa ni indirecta.

Propiedad intelectual

Todos los textos e imágenes están sujetos a derechos de propiedad intelectual de sus respectivos autores. Para poder utilizarlos es necesario el consentimiento expreso previo por escrito.

Las fotografías publicadas en los apartados de La Butaca Vacía de esta web son obra de Javier Sánchez.

Privacidad y protección de datos

Los datos personales recabados en esta página web tienen como finalidad la comunicación con las personas interesadas. Se podrán ejercer los derechos de acceso, rectificación, oposición y cancelación a través del email de contacto que aparece en la web. No se enviará publicidad salvo la autorización previa y expresa de los afectados.

_________oOo__________

Copyright de Eva María Velázquez. Blog registrado.
Contacto: escriboypunto@gmail.com

__________oOo__________