Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2011

Así es la vida

Hace tiempo que intento hacer algo que merezca la pena y pasan los años... al final, concluyo pensando qué es eso que realmente puede tener la consideración de "merece la pena" para mí. Dicen los Panchos en una de sus canciones: "... Misión cumplida. He plantado un árbol, he procreado un hijo y algo tengo escrito que no borrarán. Misión cumplida. Misión cumplida, Satisfecho en la vida de haber amado tanto, me voy y nada más"

Suena bien, pero ¿qué es lo que cada uno de nosotros necesita para poder concluir con una sonrisa, un henchido de pecho y un.. ¡Misión cumplida!?. ¿Qué es lo que cada uno de nosotros, queridos amigos internautas, consideramos que debemos tener para sentirnos plenos y reconocidos por nosotros mismos?

El pensamiento permanece mientras la música va guiando mis pensamientos. Surge Luz Casal. Pasa la vida, nos hacemos adultos; nuestras sienes se cubren de gris y los que nos miran nos ven mayores (a veces nosotros también nos vemos de esa manera si …

La Reja

Imagen
Hubo una vez un niño que tenía muy mal genio. Su padre le regaló una caja de clavos y le dijo que cada vez que perdiera el control tenía que clavar un clavo en la parte trasera de la reja.
      El primer día el niño había clavado 37 clavos, acabó totalmente agotado.
      Durante las próximas semanas, como había aprendido a controlar su rabia, la cantidad de clavos comenzó a desminuir diariamente. Descubrió que eras más fácil controlar su temperamento que clavar los clavos en la reja.

       Finalmente llegó el día en que el niño no perdió los estribos. Se Lo contó a su padre y éste le sugirió que por cada día que pudiera controlarse sacara un clavo.

       Los días transcurrieron y el niño finalmente le pudo contar a su padre que había sacado todos los clavos. El padre, al oírlo, tomó a su hijo de la mano, lo llevó hasta la reja y le dijo: "Haz hecho bien, hijo mio, pero mira los hoyos en la reja. La reja nunca volverá a ser la misma. Cuando dices cosas con rabia, dejan …

Nunca después de la muerte

Imagen
Me pide mi amiga Sonia que le ponga aquí uno de mis relatos, "Nunca después de la muerte". Fue Primer premio de Relato Corto del Certamen Nacional de Facultad de Farmacia, Universidad de Granada, 2004 y publicado en la Revista Extramuros en 2006. Os lo dejo de recuerdo. Espero que os guste.

NUNCA DESPUÉS DE LA MUERTE
_______________________
Eva María Velázquez Valverde


Estresada y abatida atravieso el inmenso quicio de un pasillo incierto que me espera. Mi joven figura, escondida bajo un ridículo uniforme, me hace no pasar desapercibida. Ahora, el tiempo late con incesante anhelo y yo, en vano, intento arrancarle cada segundo de su estúpido derroche.
Plena de esperanza dejo atrás mi andar cansado. Me detengo frente a decenas de personas que impávidas, agolpadas, esperan la llegada de un ascensor sombrío, lento, maloliente, que hace de puente entre el dolor y la vida. En medio, unos pisos de esperanza. Observo y alzo el vuelo a una escalera que me engulle e intento salvar cuat…

Si compras unas bragas, te regalo un libro.

Imagen
Acaba de enviarme mi hermano esta foto. Ya la había visto hace más de un año y había escrito sobre lo que pienso al respecto en el otro blog que había abierto hace tiempo. Como mi hermano no lo ha leído e imagino que muchos de vosotros tampoco, quiero compartirlo de nuevo en este espacio nuevo.

SI ME COMPRAS UNAS BRAGAS, TE REGALO UN LIBRO
Anoche fue una noche sin sueños."Espercojaica" (como dicen en mi tierra) después de una buena ducha al compás de un Requien de Fauré, tomé mi portátil para ver mi realidad virtual.
Allí estaba, en mi pantalla, impúdico; entró sin avisar y sin anestesia previa...

Y yo me pregunto:  ¿Qué ha podido provocar este cataclismo? ¿Cómo hemos podido llegar hasta límites tan insospechados, tan absurdos?

Cómprame 3 bragas y te regalo un libro.
¿Quién es el culpable del fondo de este indignante cartel?
¿El vendedor ambulante?  Digamos que no.
Obviamente estas personas, unos porque no se les ha dado la oportunidad, y otros porque no la supieron ap…