lunes, 27 de diciembre de 2010

¡Aixa, al paredón!





Situémosnos:

1492, Boabdil, el rey chico, entrega las llaves del Reino de Granada a los Reyes Católicos y se aleja lleno de angustia. Pasadas unas horas, se detiene para ver por última vez la belleza del reino que había perdido y al contemplar aquella estampa, no puede contener el llanto. Es entonces cuando su madre, Aixa, le dirije la famosísima frase: "Llora como una mujer lo que no has sabido defender como un hombre".

¿Situados? Bien, sigamos.

Hasta ahí todos de acuerdo, ¿no?. Eso es lo que hemos oído, leído y contado mil veces cuando nos referíamos a la Reconquista de la mano de Isabel y Fernando al hacerse con el último reino que les quedaba para que la Hispania fuese una. ¿Sí?

¡Pues no!.
Estamos todos equivocados. ¡Nada de lo que hemos aprendido hasta ahora vale, y ésto no iba a ser menos!

porque eso era hasta ayer, ahora por lo visto la Junta de Andalucía ha decidido que a los niños se les cuente "el cuento" de otra forma, en base, claro está, a la encomiable lucha por la igualdad.

¡Ja! Estos no saben ya qué hacer por dejar huella, y ¡vaya! si la están dejando. ¡Vaya zapatiesta! ¡Tengo vértigo, de verdad, se lo juro! Todo se me tambalea a mis piés y como dice Forges... "Un bobento, no ze bueba nadie... ¿voy o vengo?". Ya no sé si he estudiado, leído, si realmente tengo conocimiento de algo, si sueño o vivo, si es pesadilla o realidad inquisidora y aplastante la que estoy viviendo, porque sepan ustedes que, después de vivir 54 años en la misma ciudad, tengo que hacer verdaderos esfuerzos por situar mi mente para que sepa por qué calle ando, porque aquí, en Granada, como en el Gobierno, todo está patas arriba, absolutamente todo está levantado. Calles de siempre, de pronto han desaparecido; otras que no estaban, de la noche a la mañana aparecen entre las tinieblas; si el sentido era a la derecha, ahora es a la izquierda; si vas tan tranquila por una vía, de pronto te topas con una nueva rotonda y tú (yo)...a contramano y se te va cabeza y el corazón se te desmadra y empiezas a rezar todo lo que llevas tiempo sin rezar: Dios mío, ya no te pido más nada, sólo concédeme éste deseo... ¡que no venga nadie de frente hasta que yo retome la dirección correcta!. Y te acuerdas del Alcalde, del Concejal de Urbanismo, de la Junta, de la madre de todos y cada uno de ellos, y mientras lo haces, recibes una llamada de tu madre (la mía) y me dice: "Hija me he perdido, he ido a comprar y no sé dónde estoy, es de noche, no conozco nada de dónde me encuentro y no sé decirte nada para que me encuentres" Y te preocupas y te acuerdas de la madre, del padre, del hijo, de la suegra y de la prima hermana de la mujer de Angustias (perdón si ofendo a alguien, pero es un dicho de hace tiempo) de todos los que están en el meollo, pero no encuentras a tu madre (a la mía). El otro día sin ir más lejos, me paré delante de un coche haciéndole señas para decirle que iba en sentido opuesto, no permitido, y mi acompañante ser reía a carcajadas porque... él iba bien, era yo la que no sabía que ese día la calle había cambiado el sentido de la circulación, ¡y voy yo y le grito para advertirle!. ¡Qué vergüenza!. ¿la culpa? El monstruo del Metro de Granada, un metro que de metro tendrá 200 metros porque el resto no va soterrado, así que no sé qué vamos a hacer cuando encima de no tener calles para circular con el coche, tengamos que compartir con el bendito tranvía de las narices, pero claro! Sevilla tiene metro y Granada, aunque no lo necesite ni tenga sitio para que exista, también lo tiene que tener porque somos más chulos que un ocho, aunque eso esté costando cerrar decenas de negocios por no tener viable el acceso a los mismos. Pero esos son otros "López" como decía mi monja, y los trataremos con su debido respeto y tiempo.

Retomemos (disculpen la distracción, es que me puede). Estábamos con Aixa, Boabdil y su historia.
¿Que cómo se cuenta ahora aquella imagen? Pues verá, a partir de ahora no se podrá decir: "Llora como una mujer, lo que no supiste defender como un hombre" porque es un atentado. De ahora en adelante deberemos decir y poner en los libros: "No llores porque no hay motivo" ¡Tócate las narices! (perdón, pero me sacan de quicio)

¡My God! jajaja. ¿De verdad que esta gente está en sus cabales? ¿No hay nadie que les haga ver por alguien que entienda? ¿Han visto algo más estúpido, irracional y ridículo? Seguramente después añadirán, "... No hay de qué preocuparse ratoncito mío ...total, no era más que el Reino de Granada, ¡una minucia!. ¡Mami te dará otro más gggande, chiquitín mío!, así Aixa no atentará contra la sociedad, demostrará que no tiene nada que ver con la supremacía de los hombres ni de la pequeñez de las féminas.

Muy bien, señoritingos,¡muy interesante!

¡Qué orgullosa estoy de mis representantes! ¿O debería decir de mis representantas? ¿O tal vez... de mis/mos/mas representantistostes? ¿Estarían todos reflejados así o habré agredido a alguien?

¡Aixa al paredón, por atentar contra la igualdad de géneros!
¡Eso, eso, al paredón! ¡Al paredón!¡Así sabrá de una vez cómo se debe hablar de una forma constitucional y políticamente correcta, que ya va siendo hora. Añitos tiene para saber hablar!

4 comentarios:

Blog de Gregorio Morales dijo...

Magnífico artículo, Eva. Lo suscribo al cien por cien.

Eva María Velázquez dijo...

Gracias, Gregorio. Feliz entrada de año, amigo!!!! Da un abrazo a la familia de mi parte.
Eva

Eva María Velázquez dijo...

Como ya va siendo la constumbre, las personas interesadas en dejar un comentario tienen problemas para hacerlo, así que de nuevo sirvo de puente desde mi email, al que llegan los comentarios y los vuelco aquí por indicación del autor y con su nombre en la firma.

"Yo no pienso cambiar la historia y creo que no seré la única. El problema es que los más peques comiencen a escuchar, por parte de aquellos que están al servicio de los señores de turono, la historia cambiada y a base de oirla se convierte en "verdad".
¿Tendré que volver a la facultad y retomar de nuevo mis estudios de historia? Bueno, esperaré al cambio...político claro, que éstos traerán seguro novedades."

Yolanda López
(Profesora de Historia)

Miguel dijo...

Querida Eva, nunca pude imaginarme que esa estupidez de la igualdad llegase tan lejos, pero se puede superar: primera, tú debes ser igual que yo, de forma que para el próximo día quiero verte con el pelo corto; como ya lo tienes algo canoso quedará bien; yo me lo hago con la maquinilla del 3; segunda, indudablemente, bigote; tercera, quiero que tengas eyaculaciones, ¡y por supuesto, con espermatozoides!, es una orden; no los tengas tan medio muertos como los míos porque la raza siempre tiene que mejorar. Yo, a partir de ahora, voy a tener la regla. Por cierto, espero que a partir de la vanalidad sociata, próximamente haya paridad en los paritorios, y no precisamente por ginecólogos/as, matronas/patronos y enfermeras/os. Ah, y lo de los patronos, se va a acabar porque que sepas que a partir de ahora San José no podrá tener una vara florida. Por qué lo sustituiremos, lo dejo a tu imaginación. Un beso y feliz año.

Aviso Legal.

Finalidad de la página web

Esta página web alojada en http://evavelvazquez.blogspot.com/ pretende mostrar información de interés sobre la escritora Eva María Velázquez Valverde y no supone ninguna fuente de ingresos directa ni indirecta.

Propiedad intelectual

Todos los textos e imágenes están sujetos a derechos de propiedad intelectual de sus respectivos autores. Para poder utilizarlos es necesario el consentimiento expreso previo por escrito.

Las fotografías publicadas en los apartados de La Butaca Vacía de esta web son obra de Javier Sánchez.

Privacidad y protección de datos

Los datos personales recabados en esta página web tienen como finalidad la comunicación con las personas interesadas. Se podrán ejercer los derechos de acceso, rectificación, oposición y cancelación a través del email de contacto que aparece en la web. No se enviará publicidad salvo la autorización previa y expresa de los afectados.

_________oOo__________

Copyright de Eva María Velázquez. Blog registrado.
Contacto: escriboypunto@gmail.com

__________oOo__________