jueves, 4 de octubre de 2012

24 octubre 2012, miércoles

QUERIDA LOCA
(Tercera Edición)
Autora: Eva Velázquez


Fecha: 24 octubre 2012
Hora: 20:00 h
Lugar: Centro Artístico de Granada
(Acera del Casino, al costado del Teatro Isabel la Católica)
________


 Presenta la obra:
Francisca Pleguezuelos
(Directora de la Fundación El Legado Andalusí)
SALVADOR ALONSO
(escritor y crítico literario)

Coordinadora del Ciclo: Celia Correa Góngora
 __________

COLABORA:

GRUPO CULTURAL

VERSO VIVACE

Lectura dramatizada a Cargo de:

Antonio Pérez Casanova (abuelo Emilio)
Carlos Navarrete López (nieto, Álvaro)
María José Carmona (Doña Juana)
Antonio Navarro Barriga (Narrador)
y

CUARTETO VERSO VIVACE

María Belén López Navarro
 (Soprano y Directora Coro)
 Carmen Estudillo
 (Contralto)
Carlos Lizana
(Tenor)
Miguel Mesa Molina
(Bajo)

__________


Entrada Libre hasta completar aforo

_________


RESUMEN DE LA OBRA RECOGIDO EN LA CONTRAPORTADA

Emilio, un abuelo de 67 años matriculado por primera vez en el aula de mayores de la universidad, se ve obligado a pedir ayuda a su nieto Álvaro para la redacción de un trabajo de clase sobre Juana de Castilla, hija de los Reyes Católicos, conocida como Juana "La loca".

Este sencillo argumento sirve a Eva Velázquez como excusa perfecta  para introducir la verdad sobre Juana, una gran mujer maltrecha por la vida y sesgada por la historia. Una novela amena de ágil lectura que alcanza su cénit literario en la facilidad con que la autora conjuga el relato histórico con la cotidianeidad de la historia de sus dos protagonistas: un abuelo y un nieto que, sin saberlo, aprenden juntos. Una anécdota que convierte Querida Loca, además, en clave de acercamiento generacional, un reconocimiento de afectos que jamás podrá separarse.



A MODO DE PRÓLOGO:

Al publicar esta tercera edición de Querida Loca, no puedo menos que comenzar agradeciendo el interés demostrado a todos aquellos lectores que siguen mis escritos, pues es a ellos a quien debo la dicha de escribir.
            Mi trayectoria ha sido multidisciplinar, es cierto, por eso apenas nadie me encasilla en algo concreto. Cuando me presentan siempre dudan cómo hacerlo: escritora, novelista, poeta, actriz, coralista; yo me sonrío y dejo que cada cual lo haga como mejor lo crea.
            Lo cierto es que comencé mi sendero literario escribiendo poesía, más tarde pasé al ensayo y las prisas me llevaron hasta el relato; sin embargo, jamás pensé en escribir una novela, ¡demasiado tiempo!, me decía a mí misma, un tiempo que del que no dispones.
            Pero la vida te va llevando sin darte cuenta hasta lugares, personas y caminos insospechados  y, hoy, a la postre, puedo decir sin temor a equivocarme, que fue el azar quien me llevó hasta la novela, hasta mi gran “Loca”, esa Querida Loca que tantas satisfacciones me ha dado.

Nace una idea
            Siempre me ha gustado tomar un té tranquilamente en cualquier terraza  y observar el ir y venir de los que por allí transitan; su andar pausado o ligero, sus caras de asombro, el tono de su voz, sus gestos, su cuerpo… imagino su casa, sus parejas, sus hijos, su soledad, sus ansias, sus desvaríos…  sus vidas.       Y es entonces que ocurre el milagro… y de su mano viene mi “musa”.
            Cierto día andaba yo en este menester, era agosto y alguien rumoreaba anécdotas de Juana de Castilla en la mesa contigua. Hablaba de ella delante de sus hijos adolescentes como si de cualquier mujer loca  por amor se tratara, como si de la vida de esa misma mujer arrancáramos parte, la sesgáramos, y sólo nos quedásemos con lo peor de ella: una loca vacía que no pensaba otra cosa más que en estar en la cama con su marido… Me asombró el comentario porque  no era el concepto que yo tenía de doña Juana hasta el momento.
Pero… ¿Quién era realmente Juana “La loca”?, me preguntaba.
            Como es cierto que nunca la historia fue mi fuerte, me picó el gusanillo de ahondar en aquella vida, así que fui sacando poco a poco todos los textos que encontré al paso sobre ella en las distintas bibliotecas de Granada y, hurgué en internet, a pesar de saber que no todo lo que se encuentra al navegar en la red es cierto, pero no me importaba, unas cosas me llevarían a otras y

yo estaba allí para averiguar lo veraz de cada hallazgo, confrontándolo con los textos  que ya había leído.
            Conforme iba averiguando más cosas de la vida y los sentimientos de doña Juana, más la admiraba, más la quería y más me afianzaba en la idea de que tenía que “lavar” aquella imagen sesgada que, sin saber por qué, de su vida nos transmitían. Sí, lavar su nombre, rescatar su vida, su memoria para que jóvenes como los que aquel día de agosto escuchaban la falsa historia de “La loca” en boca de su madre, supieran la gran mujer que tenían delante, una mujer maltrecha por la vida y más tarde por la historia.
            Me sentí en el deber de rescatarla para ellos, dársela de la forma más exacta que yo pudiera, que yo supiera; primero, porque de alguna forma sentía que como mujer, hija, esposa y madre estaba obligada a hacerlo (a mí me hubiera gustado que lo hicieran conmigo si fuese ella); y segundo, y no por ello menos importante, porque los jóvenes se merecen la verdad de las cosas, un verdad a secas, sin mentiras  sesgadas por los intereses de la Historia.
Así es como nace Querida Loca.
            El reto era grande porque, ¿cómo dar a unos niños la biografía de un personaje histórico de forma divertida, sin aburrirles? ¿Cómo transmitir el dolor de un encierro de 50 años, la amargura en el concepto del amor, la locura, la desventura, la ilusión y la desdicha en una vida tan llena?.
            Pensé en introducirla con algo muy cercano a ellos, momentos y actitudes con los que convivían dentro de casa, de su familia, de su rutina… y fue entonces que salieron al paso sin apenas  llamar a la puerta,  Álvaro y Emilio, ejes de la historia paralela a la vida de Juana, convirtiéndose, para sorpresa  mía, en los grandes protagonistas del texto que nos ocupa.
Lenguaje en Querida Loca.
            En la redacción de la novela he querido dar la cercanía que siempre se muestra en mi obra, principalmente porque para mí el leguaje es un instrumento con un fin muy concreto que es la comunicación, el entenderse entre las dos partes que integran el canal, y hay que ser directa y concreta en lo que se dice. No sé divagar  en mi verbo y tampoco en mis escritos. Por tanto, en Querida Loca, el lector podrá encontrar 4 voces con el mismo número de estilos, concretos y muy definidos:
-  Una la del recuerdo de Álvaro, ya adulto, que introduce la obra;
-     otra,  la de los relatos del abuelo;
-   otra más, la de las conversaciones de Álvaro con su familia, especialmente con su abuelo Emilio, y la de los pensamientos  y sueños del joven, mucho más imprecisa y coloquial que la primera, en la que se hacen guiños que muestran movimientos de la época (v.gr. piercing);
-    y una cuarta mucho más culta,  la que va relatando la historia de doña Juana de Castilla.

            Estas voces encadenan las distintas historias que van apareciendo y desapareciendo a lo largo de la novela, imprimiéndole un gran ritmo que eleva el interés del lector.
Querida Loca, primera novela de una Serie.        
            En toda serie existe un elemento que se repite en los distintos textos y que sirve de nexo con los siguientes; pues bien, en la Serie que se inicia con Querida Loca, son el abuelo y el nieto. El lector verá concluida la historia del personaje histórico pero inconclusa la de los otros dos protagonistas, Álvaro y Emilio, ya que Querida Loca pretende ser el primero de una serie de novelas en las que van aflorando vidas de personajes femeninos, a mi entender, maltratados por la historia o dados de una forma tan sesgada, que apenas nos permite discernir qué y quiénes eran realmente  aquellas figuras que nos muestran.
                                                                                                        Muchas gracias.
                                                                                                        Eva Velázquez

OPINIONES Y CRÍTICAS SOBRE LA OBRA 

 * Querida Loca tiene un planteamiento original y la lección de historia está muy bien documentada. Se hace interesante a través del diálogo del nieto con el abuelo. Es un método sumamente útil para hacer ver a la juventud que la historia no sólo no es una carga difícil de aprender, sino que, en sí misma, tiene más interés que muchas novelas y películas. Todo esto está muy bien conseguido. Es una gran labor. RAFAEL GUILLÉN (poeta).





ENTREVISTA A LA AUTORA


Entrevista realizada a Eva Velázquez Valverde sobre Querida Loca para la Revista literaria El Senado (Febrero 2004)

Entrevistadora.-
¿Querida Loca es una historia real o imaginaria?


Eva Velázquez.-
Es una historia sobre Juana de Castilla es totalmente real, y es prec

isamente eso lo que me llevó a escribirla, el ánimo a que los jóvenes supieran la verdad de esa apasionante y triste vida. Aunque bien es verdad que no se profundiza en datos históricos ya que es para un público muy especial y no pretendía aburrirles con datos innecesarios para su edad.

Entrevistadora.- ¿Por qué eligió un alumno del Aula Permanente como uno de los personajes centrales de la obra? ¿Conocía el Aula de Mayores de la Universidad de Granada?

EVV.- Sí, bastante en profundidad puesto que mi madre ha sido alumna de la misma. Me parece que es una magnífica iniciativa de la Universidad el dar cabida en sus aulas a personas ansiosas de sabiduría y que por una u otra causa no han podido dedicar tiempo de su vida a su formación académica. Me parece que ese deseo de conocer es encomiable y por eso decidí que el personaje de Juana lo introdujese un alumno del Aula Permanente.

Entrevistadora.- La relación del abuelo y nieto aparece en principio distante y fría estrechándose y conmoviendo al final del texto. ¿Qué fuerza puede tener un relato de esta índole para hacer que las relaciones se afiancen de tal modo?

EVV.- El estrechamiento se produce a raíz de la colaboración mutua, a través de la cual ambos empiezan a conocerse, a respetarse, a entenderse y a quererse.

Entrevistadora.- ¿En ese sentido, el maestro que inicialmente era el nieto, acaba siendo el discípulo doblegándose a la sabiduría que entraña la madurez de un adulto. Aparentemente existe un intercambio de roles a través del texto. Es eso así?

EVV.- Sí, efectivamente. Yo pienso que siempre es preciso aprender de todo el mundo, pero especialmente de nuestros mayores porque, además del saber que les imprime el devenir de la propia vida, existe algo esencial en la docencia que es el cariño hacia esa persona que sabe menos que nosotros, y nadie nos puede amar más que nuestros abuelos y nuestros padres. Por eso, el niño, con su inexperiencia y sus pocos estudios se cree superior, demostrándole el abuelo a través del compromiso de ayuda que se establece con el trabajo de Juana la loca, que no está en posesión de la verdad. Esta humildad por parte del abuelo en la transmisión de sus conocimientos y su cariño, hacen que acabe siendo el héroe de Álvaro, alguien del que es imposible prescindir el resto de su vida.

Entrevistadora.- Históricamente ¿Qué es más exacto para usted? ¿Juana la Loca o Juana la desdichada?


EVV.- Indudablemente Juana la Desdichada. Nadie es capaz de resurgir de ese tremendo mundo que se le trazó. Joven, lejos de todo lo que amaba, un marido infiel al que adoraba, unos hijos a los que no podía ver, la responsabilidad de una corona que no quería asumir y 50 años de encierro. ¿Quién sobrevive sin volverse loca?

Entrevistadora.- Usted hasta ahora ha escrito poesía y relato corto. Ésta es su primera novela que ve la luz, ¿Se siente satisfecha del resultado?

EVV
.- Estoy muy satisfecha porque efectivamente es mi primera novela y ha tenido muy buena acogida. Bien es verdad que mi primera sorpresa fue la novela en sí, ya que cuando comencé a escribirla no tenía ni idea de que el resultado me satisficiera tanto. Además, he tenido suerte con la publicación, a pesar de que su distribución no esté siendo del todo satisfactoria. Estoy muy agradecida a Juan García Montero y a su editorial por confiar en mí y en mis escritos y muy agradecida igualmente a todos ustedes, lectores que la leen y la ensalzan. Gracias a todos.


Entrevistadora.- ¿Está escribiendo algo en este momento?


EVV.- Sí, yo no dejo de escribir en ningún momento ni lugar. Siempre hay algo en la vida para ser llevado puntualmente a un papel. Sigo escribiendo mi último poemario, terminando un proyecto de cuentos eróticos y trabajando con mi segunda novela de esta colección iniciada con Juana. Además estoy inmersa en la organización de actos culturales que realiza el grupo Ficciones al que pertenezco.

Entrevistadora.- ¿Dejaría Vd. todo lo alcanzado y por alcanzar por la Literatura?

EVV.- ¡Ojalá pudiera hacerlo! Doy gracias a Dios por tener el trabajo que tengo, pero a pesar de todos los esfuerzos que he tenido que realizar para llegar hasta aquí, no dudaría ni un momento en abandonarlo todo para poder dedicarme a la Literatura por entero.

Entrevistadora.- Son las ilusiones de E.V.V. ¿Cree Vd que los mayores tienen derecho a llevar su vida, a planificar sus propios proyectos, sus propias ilusiones? ¿Qué cree usted que pueden hacer a su edad?

EVV.- ¿Me pregunta usted realmente qué pueden hacer a su edad? ¡TODO! ¡ Absolutamente todo! Creo que el ser mayor es un bien que todos temen pero que pocos tienen la lucidez suficiente para verlo tal y como es . Es un momento en que todas las obligaciones han desaparecido, dejando libre al yo que permaneció oculto durante toda una vida por obligaciones adquiridas, por amor a los que les rodeaban. Es un momento en que el conocimiento de lo bueno y lo malo de la misma vida permite tomarla como tal, pudiendo disfrutarla en todas sus más extensas facetas, sea amor, alegría, ilusión por tantas cosas que están pendientes de hacer.
Entrevistadora.- Muchas gracias

EVV.- A ustedes, siempre.



No hay comentarios:

Aviso Legal.

Finalidad de la página web

Esta página web alojada en http://evavelvazquez.blogspot.com/ pretende mostrar información de interés sobre la escritora Eva María Velázquez Valverde y no supone ninguna fuente de ingresos directa ni indirecta.

Propiedad intelectual

Todos los textos e imágenes están sujetos a derechos de propiedad intelectual de sus respectivos autores. Para poder utilizarlos es necesario el consentimiento expreso previo por escrito.

Las fotografías publicadas en los apartados de La Butaca Vacía de esta web son obra de Javier Sánchez.

Privacidad y protección de datos

Los datos personales recabados en esta página web tienen como finalidad la comunicación con las personas interesadas. Se podrán ejercer los derechos de acceso, rectificación, oposición y cancelación a través del email de contacto que aparece en la web. No se enviará publicidad salvo la autorización previa y expresa de los afectados.

_________oOo__________

Copyright de Eva María Velázquez. Blog registrado.
Contacto: escriboypunto@gmail.com

__________oOo__________